hasta que no te hagas consciente de lo que llevas en tu inconsciente, éste último dirigirá tu vida y tú le llamarás destino. carl gustav jung

De qué trata el libro: El poder del ahora de Eckhart Tolle

¿De qué trata el libro del poder del ahora? Esa, fue la pregunta de Ana en plena sesión en vivo de motivación los miércoles por la noche hora de Montreal, en mi canal de YouTube. Y ahora, en este espacio quiero darle más cobertura con diferentes estudios científicos que se han publicado sobre el tema. Este libro fue escrito por un hombre canadiense que se dedicó a investigar y entender el significado del “aquí y ahora”, de muchas culturas orientales en sus religiones.

Basadas estas religiones en enseñanzas que tienen un patrón y una estructura sobre la oración, la meditación, el deseo y el cumplimiento de éste.

Según Echart Tolle, el ser humano necesita cumplir deseos, así como tener una luz en su vida para poder entender incluso el comportamiento de otros seres humanos que tienden a usar o consumir a otras personas, de una u otra manera.

Ekhart Tolle escribió este magnífico libro en 1997, se publicó en Canadá y ya ha sido traducido a 33 idiomas, se ha convertido en un clásico desde ese momento. Se realizó como una guía práctica para utilizar el poder del presente, es decir, el momento exacto donde estás hoy como el camino a la iluminación.

Sin embargo, este camino no es de fácil compresión por muchas personas, unos creen que se trata de una moda espiritual y otros que solo es sentarse a pasar el rato con música para relajarse.

¿Dónde está el verdadero AHORA?

Aquí, quiero hablarte de un resumen de este libro maravilloso que te invita a vivir, en este instante en el que estás, sin reflejos del pasado, ni esperando el futuro, es ahora el momento. Esto es parte de una perspectiva en las culturas asiáticas que te muestra la posibilidad de elegir qué será el mejor modelo de aquello que tienes como un arma eficaz, el llamado poder del ahora.

Se puede definir la iluminación como el fin del sufrimiento, esto puede ser parte de una verdad para unos y para otros no lo es dentro de sus creencias. Lo complejo es la tendencia cultural o pasajera de una generación.

En las culturas orientales nos encontramos con el respeto por el espíritu como tal y por la sabiduría de las almas antiguas, quiénes consideran el ahora, el momento de plenitud por excelencia de la vida. Pero, también es considerado el fin de la esclavitud del pensamiento incesante.

Uno de los mayores obstáculos para experimentar la realidad es la identificación con la mente, el descubrimiento de la misma y su poder. La mente se interpone entre tú y tu propio yo, recuerdas la expresión del filósofo Descartes: “pienso, luego existo.”

Es lo que en la filosofía budista se considera un error básico, ya que Descartes equiparó pensar con el ser e identidad con pensamiento.

La mente es un instrumento magnífico que tiene poder

Cuando la usas correctamente puedes atravesar situaciones arduas y ser resilente, en caso contrario, puede ser un verdadero dolor de cabeza; ya que utilizada en forma inadecuada, se vuelve muy destructiva.

Para ser más concreta: tú no utilizas tu mente, la mente te utiliza a ti, esa es la enfermedad. ¿Tú crees que tú eres tu mente? Ese es el engaño en el momento en el que tú empiezas a observar lo que piensas.

Al momento que se activa un nivel más alto de consciencia, cuando empiezas por oír la voz de tu mente tan a menudo como puedas, presta atención a cualquier patrón de pensamiento repetitivo. Escucha la voz de tu cabeza, está aquí como si fueras un testigo, pero hazlo imparcialmente.

Y no juzgues, no condenes lo que oyes, porque eso significa que la misma voz ha vuelto a entrar por la puerta trasera. Evita caer en la tentación de la queja y del desgaste.

Así podrá aparecer un nuevo nivel de consciencia, entonces, vuélvete intensamente consciente del aquí y el ahora pues la manera de estar totalmente presente, es aprender a dejar de identificarte con tu mente.

Los patrones de pensamientos son repetitivos y por más que intentes educarlos para detenerlos siempre volverán. La mejor forma de dejarlos sin importancia en tu momento presente es recibir el pensamiento y dejarlo ir.

¿Qué es el ego?

Ego es la identificación con la mente según lo que cree Eckhart Tolle, esto consiste en actividad mental y solo se puede mantener activo por medio del pensamiento constante. Pero, si los pensamientos son repetitivos y tocan las emociones ¿por qué hay tanta actividad neuro-biológica involucrada? 

El tiempo presente casi no existe, según el ego, pero lo contradice la teoría de las emociones, estudiada en el artículo: “Investigación y teoría de las emociones: aspectos destacados, preguntas sin respuesta y problemas emergentes” del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos. Solo existe el pasado y el futuro, porque si en el pasado quién eres tú te necesita en el futuro podrás asegurar tu supervivencia.

Sabes esa idea que tienen muchas personas que se hacen llamar ateos, la famosa ayuda que damos a otros es para sentirnos bien con nosotros mismos o lo hacemos esperando que alguien haga algo igual por nosotros en algún momento.

Así nos estimula el ego, en el pensamiento hacia el futuro o quedándose atrapado en el pasado.

Inclusive cuando el ego parece ver el presente lo hace de forma errónea, pues lo percibe con los ojos del pasado o reduce al presente a la mitad para lograr un fin. Algo que siempre está en el futuro proyectado por la mente.

Las emociones son una reacción de tu mente en ti, cuando no está estableciendo un patrón de comportamiento te está llevando al pasado con pensamientos recurrentes de cosas desagradables. Si, tú quieres conocer tu mente, tu cuerpo te dará siempre un reflejo verdadero.

Observa y siente la emoción en tu cuerpo, los campos de energía reflejados en cada zona de ti te darán señales muy explícitas de lo que está pasando. Si hay un conflicto aparente entre ellos, el pensamiento será la mentira y la emoción será la verdad, observar una emoción de este modo es lo mismo que escuchar un pensamiento.

Una emoción, tiene un fuerte componente físico que se crea en la mente

Por lo tanto, se siente primeramente en el cuerpo. Puedes tu permitirte las emociones desde tu mente, sin ser controlado por ellas, tú ya no eres la emoción.

Ahora eres el observador, la presencia que observas se convierte en un hábito, al preguntarte ¿qué pasa dentro de mí en estos momentos? Un estudio revela un nuevo método para rastrear el flujo de los procesos de pensamiento internos.

Una nueva investigación dirigida por la Universidad de Berkeley ha encontrado una forma de rastrear el flujo de nuestros procesos de pensamiento internos y señalar si nuestras mentes están enfocadas, fijadas o divagan. ¿Por dónde divaga nuestra mente? Cualquiera que haya intentado meditar sin éxito sabe que nuestras mentes rara vez están quietas. 

Con el poder del ahora tú puedes ganar 10 millones de dólares, sin embargo, los actos no cambian nuestras mentes. Ahora, ése cambio no tiene más que una profundidad superficial, simplemente seguirás actuando y utilizando los mismos patrones, condicionados en contextos más lujosos.

En un único lugar donde puede ocurrir un verdadero cambio real y donde puede ser disuelto es en la mente, el pasado no puede resistir vivir  en el ahora. Los problemas son creados por la mente y necesitan el tiempo para sobrevivir. No pueden sobrevivir en la actualidad del ahora.

Concentra tu atención en el ahora y dime, ¿qué problema tienes en este momento? Cuando tú tienes un problema ¿quién es el creador?

El poder de la elección está en la mente

Todo lo que necesitas es una simple elección, no importa lo que pase, no crearé más dolor para mí mismo. Esa debería ser tu resolución y tu decisión.

Si tu has estado alguna vez en una situación de vida o muerte, sabrás que no era un problema. La mente no tuvo tiempo de tontear y convertirla en un problema.

Cuando hay una verdadera situación de emergencia, la mente se detiene, tú te haces completamente presente en el ahora y algo infinitamente más poderoso se inicia, tomas el control. ¿En cualquier emergencia tu sobrevives o no?

Dependiendo de las circunstancias, no es un problema si tú no puedes estar presente, ni siquiera en situaciones normales, tales como cuando estás sentado solo en una habitación, caminando por el bosque o escuchando a alguien; ciertamente, no podrás permanecer consciente cuando algo va mal.

O te enfrentas con gente, o situaciones difíciles, con la pérdida o la amenaza de pérdida, tu serás dominado por una reacción que en última instancia es siempre una forma de miedo y arrastrado a la inconsciencia profunda.

Esos retos son tus pruebas, solo la forma en que tu los resuelva, te demostrará a ti y a los demás, tu verdadera capacidad de trabajo en programación mental.

¿En qué punto estás ahora?

¿Cómo está tu estado de consciencia?

No es el tiempo que puedes permanecer sentado con los ojos cerrados, el estado de consciencia es mucho más profundo que estar allí tratando de enfocarte en algo. ¿Puedes pensar en qué visiones tienes? ¿Te desagrada a hacer lo que estás haciendo? ¿Puede ser tu trabajo? ¿O puedes haber aceptado hacer algo y lo estás haciendo, pero parte de ti se resiente y se resiste a ello? ¿Tienes un resentimiento no confesado hacia una persona cercana a ti? Y finalmente, ¿te das cuenta de que la energía que sueltas como consecuencia de eso no es buena?

Están también los efectos, puedes dar por hecho que tú te estás contaminando a ti mismo, así como a los que te rodean. Observa detenidamente tu interior, existe la menor traza de resentimiento, de mala voluntad; si la hay, obsérvala tanto en el nivel intelectual como en el emocional, qué pensamientos está creando tu mente alrededor de ésta situación.

A partir de allí, mira la emoción que es la reacción del cuerpo a esos pensamientos, siéntela, es placentera o desagradable, ¿es una energía que tú realmente escogerías?

Primero, dentro de ti tienes elección, tu debes o bien dejar de hacer lo que estás haciendo, hablar a la persona que tiene que ver en el asunto y expresar completamente lo que sientes.

Abandonar el negativismo que ha creado tu mente en torno a la situación y que no sirve para ningún propósito, excepto para fortalecer un falso sentido de ti mismo. Como crear sentimientos negativos o suposiciones sin bases en los hechos.

¿Es importante reconocer su futilidad? La negatividad no es nunca una forma óptima de manejar cualquier situación.

De hecho, en la mayoría de los casos te mantiene atascado en ella, bloqueando el cambio real. Todo lo que se haga con energía negativa quedará contaminado por ella y con el tiempo hará surgir más dolor, más infelicidad. 

La infelicidad se extiende más fácilmente que una enfermedad física por la ley de la resonancia. Dispara y alimenta la negatividad latente de los demás a menos que sean inmunes, es decir, altamente conscientes.

Hablar de la verdadera salvación significa estar en un estado de liberación del miedo, del sufrimiento de un estado percibido de carencia y de insuficiencia, y, por lo tanto, de todo deseo, necesidad, codicia y apego.

La mente está trabajando y te dice que tú no puedes llegar allá desde aquí. Tiene que suceder algo, tu tienes que volverte esto o aquello antes de poder ser libre y realizado. Te dice, de hecho, que tú necesitas tiempo, que tú necesitas encontrar, ordenar, hacer, lograr, adquirir, llegar a ser o comprender algo antes de ser libre o completo.

Entonces, tú  ves el tiempo como el medio de salvación, mientras que en verdad este es el mayor obstáculo para salir de donde estás. No hay nada que puedas hacer o alcanzar que te acerque a la salvación más de lo estás en este momento.

Comprender es difícil para una mente acostumbrada a pensar que todo lo que vale la pena está en el futuro. Nada de lo que tú hiciste en el pasado, te impide decir sí a lo que es el ahora y enfocar tu atención profundamente en él.

Ahora no puedes hacer esto en el futuro, lo haces ahora o no lo haces.

¿Hay diferencia entre la felicidad y la paz interior? La felicidad depende de las condiciones que se perciben como positivas en el momento presente. La paz interior no.

Mientras tú estás en la dimensión física y ligado a la mente humana colectiva, el dolor físico es aún posible. Esto no debe confundirse con el sufrimiento, con el dolor mental y emocional.

Todo sufrimiento es creado por el ego y se debe a la resistencia que ejerce a que cambien su ambiente. Además, mientras tú estás en esta dimensión, aún estás sujeto a tu naturaleza cíclica y a la ley de la permanencia de todas las cosas.

No percibes esto como malo, cuando simplemente es el ciclo descendente. Es absolutamente esencial para la realización espiritual.

Tú debes haber fracasado profundamente en algún nivel o experimentado una pérdida, un dolor profundo para ser llevado a la dimensión espiritual o quizás el mismo éxito se volvió vacío y sin significado, y así, resultó un fracaso.

Fracasar esconde el éxito de quien persevera, en este mundo que permanecerá en el nivel de la forma, las personas fracasan tarde o temprano, por supuesto, y cada logro eventualmente se convierte en nada.

Todas las formas son permanentes ¿de qué se trata?

Buda enseñó que incluso la felicidad es una palabra: Pali, que significa sufrimiento o insatisfacción. Es inseparable de su contrario, esto significa que su felicidad e infelicidad son de hecho, una sola cosa. Solo la ilusión del tiempo las separa cuando tú llegas a este punto, estás a un paso de la desesperación y a un paso de la iluminación.

“He aprendido a no ofrecer resistencia a lo que es. He aprendido a dejar ser al momento presente y a aceptar la naturaleza y permanencia de todas las cosas y condiciones. Así he encontrado la paz, la negatividad es totalmente antinatural, es un contaminante psíquico y hay un vínculo profundo entre el envenenamiento y la destrucción de la naturaleza y la gran cantidad de negatividad que se ha acumulado en la psique humana colectiva.” Eckhart Tolle

Ninguna otra forma de vida en el planeta se regodea tanto en la negatividad, solo los seres humanos.

Lo mismo que ninguna otra forma de vida, viola y envenena la tierra que la sostiene. ¿Has visto tu alguna vez una flor infeliz o un roble estresado? ¿Alguna vez te has encontrado un delfín deprimido o con problemas de autoestima? ¿O un felino que no puede relajarse, un pájaro que arrastra odio y resentimiento?

Ocasionalmente los únicos  que pueden experimentar algo parecido a la negatividad, o mostrar signos de conducta neurótica son los animales que viven en contacto estrecho con el hombre y que por eso se vinculan a la mente humana y a su locura.

Las mascotas pueden sufrir la misma inestabilidad psíquica y emocional de sus dueños.

Hay emociones negativas recurrentes que a menudo contienen un mensaje. Lo mismo que las enfermedades, pero cualquier cambio que tu hagas, sea que tenga que ver con tu trabajo, con tus relaciones o con lo que te rodea, es en últimas solo cosmético, a menos que surja de un cambio en tu nivel de conciencia.

Y en cuanto a esto, solo puede significar una cosa, volverse más presente cuando tu has alcanzado cierto nivel de presencia.

No necesitas la negatividad para decirte lo que es necesario en tu situación vital, pero mientras permanezca en la negatividad desde ahí vas a actuar. Usa la negatividad como una especie de señal que te recuerde estar más presente.

¿Y cómo llegó a obtener la liberación de la negatividad?

Cuando se entrega lo que es, y así se vuelve completamente presente, a partir de allí, el pasado deja de tener poder alguno.

Presencia es la clave por esto no lo necesitarías, ahora es el punto de partida. ¿Cómo sabré cuando me he entregado al momento presente? Cuando ya no necesites hacerte esa pregunta.

Nuestro sitio web utiliza cookies para que puedas tener la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está sdando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, toque el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies