Qué es reprogramar y programar la mente

mary curie

Reprogramar y programar la mente es como des-aprender y aprender una tarea. Algo que implica cambios siempre será desconcertante para el ser humano.

Porque implica que estás en un punto de partida para ir hacia lo desconocido.

Y el cerebro es una gran enemigo de lo desconocido, del cambio y de salir de la zona confortable donde se encuentra.

Estamos hechos de hábitos, no importa cómo de buenos o malos sean, son parte del diario vivir y para qué quitarme lo que ya conozco.

Puede ser un razonamiento válido en algunas circunstancias, pero recordemos que hasta las rutinas de ejercicios o la alimentación requieren cambios recurrentes para no atrofiar a nuestro organismo.

Entre aquello que pensamos y sentimos, está lo vívido por lo general es el pasado y éste se niega a re-programar para luego programar. Porque vivir en los recuerdos del pasado es más fácil que afrontar nuevas tareas, nuevos hábitos o una mejor manera de existir.

Si estás condicionado al pasado tienes una programación mental que tienes que re-programar. 

 Vivir condicionado en el pasado significa que hay en tu memoria una serie de recuerdos que tú crees gratificantes y que serán la mejor forma de seguir en tu vida, sin prestar atención a la programación que traes.

Así pues, esta programación mental queda y no puedes hacer algo diferente porque estás condicionado a lo que aprendiste, viviste o tuviste en el pasado.

Un pensamiento es un mandato que se trasmite directamente al cerebro y éste lo que hace es ponerse en marcha para cumplir lo ordenado.

Las creencias limitantes están todos los días haciendo gala de su poder en tu cabeza, son el medio que mejor comunicación tiene con tu cerebro a fin de comunicarse con tu inconsciente.

Quieres que te diga más, tu estado actual, tu nivel de vitalidad, tus creencias, tu enfoque, tus emociones y hasta tus reacciones están siendo piloteados todo el tiempo por tu inconsciente.

Mira como de inconscientes somos cuando nos sabemos una ruta y vamos conduciendo el coche, si un día debemos cambiar de camino y no estamos lo suficientemente enfocados, hacemos la ruta que habitualmente solemos recorrer. ¿Te ha pasado?

Estamos condicionados o no por los recuerdos del pasado 

Los malos hábitos están condicionados en tus recuerdos del pasado y esto hace que obligatoriamente tu no tengas energía, no tengas buenas emociones y no seas capaz de tomar buenas decisiones.

Esto lo ves reflejado en el momento que adoptas malas reacciones y tomas malas decisiones porque lo haces en función de tu estado del momento, el mismo que se crea en tu mente subconsciente basado en tu programación mental.

Cuando repensamos las cosas entendemos mejor el punto del análisis al que debemos llegar, pero este requiere una re-programación mental, un nivel de energía óptimo y agudeza intelectual en un punto alto, todo en beneficio de beneficiarte de una emoción positiva.

He aquí por qué  más del 85%  de miembros la lista Fortune 500 en los Estados Unidos hacen deporte 5 veces a la semana y les gusta comer bien, manteniendo una alimentación sana. La energía y el desempeño del líder depende tanto de su subconsciente, de su alimentación y de su programación mental.

La creencias pueden hacer verdaderos milagros o grandes desastres

Las ocasiones más importantes de nuestras vidas estarán marcadas para siempre porque se vivirán una sola vez, así que nuestras creencias pueden hacer verdaderos milagros o grandes desastres. Si tu re-programas tu mente tendrás oportunidades abiertas porque estás buscando la comprensión de ti mismo como ser humano.

Cuando tienes la programación mental buena en tu inconsciente comienza a obrar el milagro de la creencia positiva y del pensamiento positivo.

Si tu adaptas una creencia y la tienes arraigada firmemente, comenzarás a adaptar tus proyectos personales y profesionales para hacerlos realidad.

Alejarte física y emocionalmente de aquello que  un día te dio resultados en el pasado , pero que ya no obtienes los mismos frutos, es permitirte crecer y dejar el sufrimiento atrás.

Des-programar lo programado en tu inconsciente 

Ocasionalmente es tan antiguo el recuerdo de lo vívido que no somos capaces, siquiera, de encontrarlo en nuestra mente, pero si pasamos por una situación similar al recuerdo inmediatamente lo tienes allí tocando a tu puerta.

¿Pero cómo algo que ni siquiera recordamos puede entorpecer en nuestro día a día?

Se trata de cómo se ha resignado nuestro subconsciente. Desde los primeros años de vida de un ser humano, nuestra mente almacena recuerdos, movimientos, ideas y mensajes. Mirando con detalle tú puedes transformarlos y convertirte en responsable de lo que eres, crees y sientes. 

Por dónde puedes comenzar, por escuchar audios que te ayuden a re-programar tu mente y te den el subidón de autoestima que necesitas.

No dejes que tu peores experiencias del pasado vengan a dominar tu presente, tienes que salir de ese círculo vicioso de autodestrucción.

Recuerda: si no podemos cambiar la mayoría de nuestras circunstancias, nosotros podemos elegir cómo re-interpretarlas. Para eso tenemos a la programación mental de nuestra parte, es como comprender la importancia de la inteligencia emocional y nuestras reacciones ante situaciones diversas.

Y para tu información cultivar creencias limitantes, dándoles alimento para crecer, es el autosabotaje en tu vida. Es programarte para fracasar, porque te parece más fácil dejar lo que comenzaste que terminarlo, porque tu cerebro es perezoso y le encanta la rutina.

Rutina de no aprender nada nuevo, no querer algo diferente y seguir sin ningún gasto de energía necesario, porque además debes recordar que consume el 20% de toda nuestra energía.

Cuando tú dejas que se instale la programación de las creencias limitantes prohíbes la entrada a una oportunidad o de intentar el éxito.

Una de las manera más usuales para expresar si el cerebro está obstruyendo de manera negativa en tu presente es mostrarse de acuerdo en cuáles son tus emociones más normales a lo largo del día.

Con qué fase te despiertas y con cuál te acuestas. Qué emociones son las primeras que se disponen en tu mente en el trabajo, en la vida profesional o con tu pareja. Separar es fundamental para saber cómo reprogramar tu mente. 

Si las emociones que llegan primero son positivas no tienes que reprogramar.

Pero, si frecuentas sentir continuamente pereza, culpa, perdida, fracaso, frustración y una falta de autoestima constantemente puede ser por la activación de ciertos recuerdos en tu mente. 

Libera tu espíritu y piensa en lo que realmente quieres ser, porque la mente es capaz de enfermarnos y curarnos, tanto poder tiene que debemos atribuirle en nuestro bienestar un sitio mucho mayor al que le solemos dar. 

Aunque la reprogramación se utiliza para los pensamientos que actúan minimizando tu potencial, lo mismo sucede en el caso contrario.

Comprender que tus problemas no son lo grave que tú crees que son, porque tienes que mirarlos con realismo.

Precisa tus puntos fuertes y comienza a darles el valor necesario.

Cuanto más conoces de ti misma más cerca estás de despertar esos recuerdos que están perjudicando tu bienestar físico y emocional. Sin embargo, tienes que ser siempre honesto contigo mismo para que puedas trabajar en programarla. 

La meditación es una actividad muy recomendada para visualizar y enfocarte en aquellos pensamientos que no son positivos ni favorables, esto lo puedes ver en mi canal de YouTube.

Se trata de crear una nueva ruta hacia donde dirigir nuestros pensamientos y creencias. Nuestro cerebro actúa, de manera directa, con nuestro organismo. Lo mejor que puedes hacer es comenzar a re-programar tu mente desde hoy.

“Creo que, de alguna manera, aprendemos a saber quiénes somos realmente y luego vivimos con esa decisión.” Eleanor Roosevelt

Nuestro sitio web utiliza cookies para que puedas tener la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está sdando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, toque el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies